el marketing crea necesidades

Uno de los dilemas más complejos del marketing se refiere a si el marketing crea necesidades, las impulsa o simplemente las satisface. Parece que el marketing puede generar que los consumidores compren algo que en un principio creían prescindible, pero lo que es seguro es que hay necesidades ya existentes que cualquier persona debe cubrir a través del consumo o la compra de productos.

El marketing crea necesidades para productos de lujo o complementarios, como las hipotecas sin suelo; pero lo que parece claro es que hay necesidades innatas que los consumidores deben cubrir exista o no el marketing. Es decir, El marketing crea necesidades en algunas ocasiones, pero en otras tan solo impulsa el consumo a través de la estimulación de deseos que satisfacen dichas necesidades preexistentes. Así, El marketing crea necesidades o estimula el consumo y dinamiza la economía de determinadas compañías y empresas.

¿El marketing crea necesidades o solo las satisface?

 

A la hora de analizar sí el marketing crea necesidades, lo primero que debemos tener claro es que una necesidad es un estado en el que se siente privación de algún elemento satisfactor básico. Por ejemplo, cuando tenemos hambre debemos responder a una necesidad fisiológica y este tipo de necesidades no son creadas por el marketing sino por la propia naturaleza humana. Eso sí, el marketing crea necesidades a la hora de cómo satisfacer esos deseos humanos y puede encaminar el consumo hacia unos productos más o menos necesarios.

Por tanto, aquí debemos atender también a la definición de deseo que se explica como un anhelo de satisfactores específicos para necesidades innatas. En este sentido, es cuando el marketing crea necesidades orientadas al consumo de productos y servicios concretos. Así, la demanda que crea el marketing consiste en motivar el deseo de productos específicos en el consumidor respaldados por la capacidad y voluntad de adquirirlos.

Si te pareció interesante, compártelo:
  • Print
  • RSS
  • Bitacoras.com
  • email
  • Facebook
  • Meneame
  • Twitter